Top Menu

7 tips para encontrar tu vestido de novia perfecto.

En un día tan importante hay que tener en cuenta varios aspectos a la hora de elegir tu vestido. Hoy en día las novias no tienen claro el tipo de vestido que les puede favorecer, por eso a continuación le daremos 7 tips para que sea más fácil la elección de su vestido:

 

 

  • ¿Qué silueta tengo?.

 

 

Una de las cosas más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de elegir tu vestido, es la silueta que tienes y así saber qué vestido te favorecerá más.

Los tipos de siluetas más habituales son:

 

  • Triángulo: es aquella que la parte superior es más delgada en comparación de las caderas, pueden ser más o menos exageradas, la cintura está definida por lo que en este caso le favorecerá aquellos vestidos que sean de corte princesa o en A , con escote en barco o de corazón y es aconsejable que esté adornada la parte superior para equilibrar con la parte inferior.  

 

  • Triángulo invertido: Es el contrario del triángulo, el resultado de tener los hombros más anchos que la cadera y la cintura no está definida. Por ello es conveniente dar volumen a partir de la cintura con vestidos de corte princesa, corto o trompeta, además hay que crear la simetría entre la parte de arriba y abajo, habría que poner un escote en pico. 

 

  • Reloj de arena: Este tipo de silueta es aquella que tiene compensado tanto hombros como cadera y tiene una cintura definida. Es la silueta más favorecedora a la hora de vestir, en este caso podrás lucir cualquier tipo de vestido. El estilo sirena resalta las curvas femeninas con un toque sexy.

 

  • Ovalado: Este tipo de silueta está representada por una cintura ancha con tendencia a caderas estrechas y piernas delgadas, la grasa sea acumula en el abdomen resaltando más que gluteos. por lo cual le van bien aquellos vestidos que sean de corte imperio o en A con flada fluida y de talle alto.  

 

  • Rectangular: Es aquella en la que hombros, cintura y cadera tiene la misma amplitud con un guiño ligeramente masculino. 

Los más favorecedores para esta silueta serán los entallados a la altura de la cintura, llamando la atención en el cuerpo del vestido, con escotes corazón o en V para estilizar y alargar la figura. La falda no debe de ser excesivamente larga y opta por telas con líneas verticales ya que tienden a adelgazar. Un detalle de pedrería o faja de color alrededor de la cintura dará definición a la cintura.

 

 

  • Siéntete tú misma ese dia.

 

 

Una de las cosas más importante es sentirse una misma en ese dia y que se esté agusto con el vestido, no hay que sentirse disfrazada. Y sobre todo saber que es tu dia y que te tiene que gustar a ti. 

 

 

  • ¿Con quien acudo?.

 

 

El dia que vayas a acudir a probarte vestidos de novia, es aconsejable que no sea acompañada de un gran número de personas. Lo ideal es que sea con aquellas personas que te conozcan y con las que quieras compartir ese momento tan feliz. 

 

 

  • Tipo de ceremonia, ¿Civil o religiosa?.

 

 

Si tu boda es en una iglesia hay que tener en cuenta varios aspectos como;

 

*Evitar escotes. Casarse por la iglesia no implica renunciar a un vestido sofisticado, sensual o elegante. Pero es cierto que el protocolo en caso de celebraciones religiosas es recomendable evitar escotes exagerados y vestidos de novia cortos. 

Tampoco es necesario optar por un vestido de novia corte princesa con grandes volúmenes en la falda, casarse por la Iglesia no significa no poder ir modernas. Una cola bien desplegada en un altar y  bien recogida para el baile pueden ser el secreto del éxito de un vestido.

 

*Apuesta por llevar velo. El velo puede aportar magia, sofisticacion y romanticismo. Es una prenda de ceremonia religiosa que puede convertirse en el toque perfecto para un vestido si se complementa adecuadamente.

 

*Cubrir primero, destapar después. Si vas a casarte por la iglesia debes evitar escotes exagerados pero eso no quiere decir que no puedas llevarlo para lucirlo después en la fiesta o el baile.Otra opción es un segundo vestido para después de la ceremonia, dejando el más recatado para la primera parte de la boda.

Por otro lado, un brazo al descubierto, sin mangas, en una boda de verano, está totalmente permitido. Así que, ten en cuenta también la fecha de la boda, porque no es igual una época fría que calurosa para elegir el vestido para una ceremonia religiosa.

 

Otra opción es que tu boda sea civil, en ese caso no existen tantas formalidades y exigencias como las que existen en las bodas eclesiásticas. Por lo tanto y si lo deseas, puedes dejar a un lado el típico traje blanco, largo y algo conservador y apostar por un modelo diferente y creativo, ya sea llevando colores distintos, diseños muy originales o incluso, llevando un traje de camisa y pantalón o de camisa y falda, con o sin chaqueta.

Es decir, realmente lo importante es que sea un vestido o traje que a ti te guste llevar en un día tan importante, con el que estés a gusto y que tengas en cuenta que, al ser una ceremonia civil, no es necesario seguir ningún protocolo como los que sí hay en la ceremonia eclesiástica.

 

 

  • Lugar de la celebración. 

 

 

Hay que tener en cuenta el lugar de la boda ya que no es lo mismo que tenga lugar en la playa, que sea en una finca o complejo. Habrá que enfocar vestido y complementos al lugar de la celebración.

 

 

  • Lo principal es la comodidad. 

 

 

Lo principal de todo es que la novia se sienta agusto y cómoda del todo con el vestido que a escogido. No solo es elegir el diseño, también es la calidad y comodidad para que pueda aguantar con él durante toda la noche y pueda disfrutar de la celebración.

 

 

  • Tener una idea de lo que buscas. 

 

 

Otra de las cosas más importantes es ir con una idea del vestido que deseas, aunque luego acabes con otro totalmente distinto. De esta forma es mucho más fácil poder asesorar y de ayudar a la persona. 

 

btt